Corte de Lacquers

We help you starting your dreams.

Es la parte más importante dentro de todo el proceso de fabricación del vinilo en cuanto a calidad de sonido; extremadamente crucial y de vital importancia en el sonido final del vinilo. Cuando se corta el lacquer, se determina el volumen real y la calidad de sonido del vinilo en función de variables como la concentración de altas/bajas frecuencias, la longitud de cada lado… pero eso lo tenemos ya todo preparado tras el masterizado pre-corte al que hemos sometido los archivos antes de transferirlos al medio físico, el lacquer.

El lacquer es un disco de aluminio de mayor dimensión que un vinilo normal y recubierto de una laca de nitrocelulosa a donde el ingeniero transfiere tu sonido desde el soporte y de donde luego obtendremos los estampadores; los moldes metálicos donde se prensarán los vinilos.

Para proceder al corte y transferir todo el sonido, situamos el lacquer en el torno de corte para vinilo, asegurándolo con una línea de vacío en el centro. Se hace un corte de prueba y con el microscopio comprobamos la calidad y separación del surco, así como intentaremos detectar cualquier problema o anomalía.

Cuando todo está Okz, comenzaremos la grabación/corte del lacquer controlando en todo momento la distancia y profundidad del surco. Todo el material de deshecho es eliminado por un sistema de aspiración. La mejor equipación y los mejores profesionales en el corte están trabajando con tu música; lo notarás en el sonido.

El sonido comienza a tomar forma en los surcos del lacquer de forma personal. El ingeniero está en todo momento observando por el microscopio que la calidad, anchura y profundidad del surco sea la adecuada para no producir luego alteraciones o distorsiones innecesarias en el sonido final. El lacquer no se corta de forma conservadora, fácil y rápida para eliminar problemas de prensado y reproducción; necesita su tiempo para poder aprovechar al máximo el corte, logrando ahí la excelencia del sonido y ahí es donde notamos la diferencia entre el trabajo y la dedicación. Es el mejor corte de lacquer y tenemos la mejor calidad de sonido.

Número de referencia, firma del autor y camino a los trabajos de galvanoplastia.

Masterización y corte de lacquer en 24 horas. Buenos tiempos y mejores resultados

SIGUIENTE

Creación de stampers

SIGUIENTE

Creación de stampers

Always dancing with you

Nosotros nos encargamos de todo el proceso cuando decides editar tu música en vinilo. Convertimos un proceso industrial en un producto artesanal tratado por los mejores profesionales de cada especialidad; en cada momento, tu música estará en las mejores manos para satisfacer los oídos más exigentes.

Procesaremos tu música para adecuarla al medio en que será impresa: el vinilo. Se procederá a una masterización para vinilo, que es un proceso crítico y que tienen gran relevancia en la calidad final del disco. Es un proceso complejo donde se trabajarán frecuencias, volúmenes, intensidades… todo para conseguir el sonido claro, limpio y potente que adquieren nuestros trabajos.

A continuación, procederemos al corte del lacquer , que es la transferencia de la música desde el soporte al lacquer; un disco de aluminio pulido recubierto de nitrocelulosa con un espesor más grande que un disco normal. Para cortar el lacquer se utiliza un torno de corte con su cabezal de corte que se encarga de cortar y modular el surco, transfiriendo la música directamente al lacquer. Te recomendamos una visita a nuestro apartado de servicios para que veas cómo, quién y con qué hacemos todo este proceso. Simplemente el mejor “Equipo”.

Cuando el lacquer está cortado, lo enviamos directamente a la elaboración de los trabajos de galvanoplastia, en donde a través de distintos procesos mecánicos, químicos y eléctricos, se elaboran los estampadores, que son los moldes metálicos que llegarán a la planta de prensado y serán los moldes metálicos en donde los vinilos tomarán forma. Diferentes trabajos requieren diferentes elaboraciones, por ello, disponemos de un pequeño número de plantas de prensado en Europa que se ajustan a nuestros estandares de calidad y a donde se envía cada trabajo en particular según sus exigencias.

Te asesoraremos acerca de la mejor elección para plasmar tu música en un vinilo, abriéndote un gran abanico donde se despliegan un montón de variantes para la realización final del proyecto: Trabajamos todas las tallas del vinilo (7”, 10” y 12”) e incluso tallas especiales, con distintos gramajes de vinilo, colores, efectos con color, foto-discos, todas las cantidades, incluso desde 1 vinilo (en cualquiera de los tamaños), distintos tipos de fundas interiores/exteriores y con distintas posibilidades de impresión, inserción de cupones, retractilados, códigos de barras… y con un equipo de diseñadores que sacarán lo mejor de tu música en su parte gráfica/corporativa para darle color a tus ritmos.

Calidad de sonido garantizada al 100% con los mejores ratios de tiempo//precio.

No se puede hacer más para que tu música en vinilo suene mejor.

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you