Vinyl Pressing

We help you starting your dreams.

Un trabajo reluciente llega en tiempos record a la planta de prensado de vinilo donde tu música tomará forma; son los trabajos de galvanoplastia que dan cuerpo a los vinilos que esperamos.

El trabajo en la planta es meticuloso al igual que en las otras partes de la creación del vinilo, combinando una cantidad de procesos (eléctrico, mecánico y térmico) que forman el prensado de vinilo.

Calentamos los gránulos de cloruro de polivinilo (PVC) hasta los 160ºC hasta formar una pasta viscosa que, en una tolva se moldea en unos pequeños donuts de +/- 20gr. sobre el peso del vinilo (en este caso ejemplo de un 12”/150gr., cada donut=170gr.) y llevamos la temperatura hasta los 180ºC, licuando el vinilo.

Durante este proceso, las etiquetas del disco son colocadas a ambos lados del donut en un proceso mecánico, quedando fuertemente pegadas al vinilo por la presión de 120Tm que se aplican para comprimirla en un disco de vinilo 12” en este ejemplo. Una vez frío, el exceso de vinilo está listo para un corte final.

Un proceso que dura entre 20 y 30 segundos dependiendo de las máquinas, así como presiones y temperaturas varían según sistemas de prensado.

Ofrecemos un amplio rango de posibilidades cubriendo el espectro de 7”, 10” y 12”, colores, efectos, gramajes, distintos tipos de cubiertas (algunos únicos) y un sinfín de posibilidades para aderezar el vinilo.

Cada cliente, sois especiales y únicos y una vez que hemos llegado a esta parte del proceso, posiblemente te apetezca prensar unos cuantos TestPressing (tu decides cuantos) para promocionar tu trabajo, enviar a distribuidoras, estaciones de radio, testar el sonido en distintos ambientes… simplemente verlo girar y escucharlo antes de nada. Sin problema.

Tenemos tiempos de trabajo adecuados a cada cliente. Y cuotas adecuadas. Y siempre la mejor calidad de sonido.

Always dancing with you

Nosotros nos encargamos de todo el proceso cuando decides editar tu música en vinilo. Convertimos un proceso industrial en un producto artesanal tratado por los mejores profesionales de cada especialidad; en cada momento, tu música estará en las mejores manos para satisfacer los oídos más exigentes.

Procesaremos tu música para adecuarla al medio en que será impresa: el vinilo. Se procederá a una masterización para vinilo, que es un proceso crítico y que tienen gran relevancia en la calidad final del disco. Es un proceso complejo donde se trabajarán frecuencias, volúmenes, intensidades… todo para conseguir el sonido claro, limpio y potente que adquieren nuestros trabajos.

A continuación, procederemos al corte del lacquer , que es la transferencia de la música desde el soporte al lacquer; un disco de aluminio pulido recubierto de nitrocelulosa con un espesor más grande que un disco normal. Para cortar el lacquer se utiliza un torno de corte con su cabezal de corte que se encarga de cortar y modular el surco, transfiriendo la música directamente al lacquer. Te recomendamos una visita a nuestro apartado de servicios para que veas cómo, quién y con qué hacemos todo este proceso. Simplemente el mejor “Equipo”.

Cuando el lacquer está cortado, lo enviamos directamente a la elaboración de los trabajos de galvanoplastia, en donde a través de distintos procesos mecánicos, químicos y eléctricos, se elaboran los estampadores, que son los moldes metálicos que llegarán a la planta de prensado y serán los moldes metálicos en donde los vinilos tomarán forma. Diferentes trabajos requieren diferentes elaboraciones, por ello, disponemos de un pequeño número de plantas de prensado en Europa que se ajustan a nuestros estandares de calidad y a donde se envía cada trabajo en particular según sus exigencias.

Te asesoraremos acerca de la mejor elección para plasmar tu música en un vinilo, abriéndote un gran abanico donde se despliegan un montón de variantes para la realización final del proyecto: Trabajamos todas las tallas del vinilo (7”, 10” y 12”) e incluso tallas especiales, con distintos gramajes de vinilo, colores, efectos con color, foto-discos, todas las cantidades, incluso desde 1 vinilo (en cualquiera de los tamaños), distintos tipos de fundas interiores/exteriores y con distintas posibilidades de impresión, inserción de cupones, retractilados, códigos de barras… y con un equipo de diseñadores que sacarán lo mejor de tu música en su parte gráfica/corporativa para darle color a tus ritmos.

Calidad de sonido garantizada al 100% con los mejores ratios de tiempo//precio.

No se puede hacer más para que tu música en vinilo suene mejor.

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you

Always dancing with you